La última escena de Doctor en Alaska

5 01 2013

Una década y media después me sigue poniendo los pelos de punta.





Los dibujos de nuestra infancia 70, 80 y 90

1 11 2012

Los dibujos de nuestra infancia 70, 80 y 90, disfrutad de los recuerdos.





Heroquest e infancia

1 09 2011

Hay sensaciones que te marcan de por vida, momentos inolvidables que cada uno de nosotros atesora como joyas, y cuyo recuerdo logra ponernos la piel de gallina en esos escasos momentos que logramos rememorar las sensaciones que vivíamos en ese preciso instante.

Entre mis recuerdos asociados al mundo del rol y el ocio alternativo, aunque muchos renegarán de él, está la primera vez que abrimos el Heroquest. El juego de tablero.

Recuerdo perfectamente la música que sonaba en la tele, el viaje de vuelta a casa con el juego bajo el brazo, la sensación de impaciencia al abrirlo, sin poder esperar a después de comer.

Recuerdo más vagamente la sensación de sacar las piezas, casi imbuidas de magia, las figuras de monstruos, las cartas, el olor del tablero.

Y las primeras partidas con primos y hermano, las primeras fichas, las risas, los cabreos, las aventura.

Y más tarde vendrían las expansiones, cada una buscada y atesorada, como un aumento de las posibilidades de un juego que, a pesar de sus limitaciones, no parecía agotarse nunca.

Y con las ampliaciones llegó algo más, llegó la creatividad. Comprendimos que el juego no se constreñía al tablero inicial y a las reglas iniciales, o a las pocas reglas caseras que habíamos hecho. El mundo se amplió.

Nuevos monstruos, monstruos especiales, aventuras previas y posteriores a las partidas. Sin saberlo, habíamos comenzado a entrar en el mundo de los juegos de rol.





Recuerdos de Getafe

25 07 2011

Recuerdo el campo que había tras mi colegio en Getafe con una mezcla de sentimientos.

Por un lado, era el lugar donde plantas y animales, tan amados por mí, vivían esperando que los descubriese y los protegiese. La culebra que le quitamos aquel chico, para liberarla, la oveja que parió en nuestras propias narices, el fuego que apagamos.

Por otro, fueron en los ochenta un lugar donde drogadictos y demás afectados por el espíritu de aquella época se pinchaban y malvivían por las noches, antes de que el sol saliese y llegásemos nosotros.

Fueron tiempos duros los ochenta, pero también tiempos de esperanzas y sueños para quienes abríamos los ojos al mundo.

 





Los Osos Gummy

23 04 2009

¿A que os acordáis de esto?

Osos soooonnnn….

 

 





Juegos y series de la infancia

9 02 2008

Me vienen a la cabeza dos series de mi infancia que me marcaron, “Están Vivos” y “Cuentos del Mono de oro”.

Ambientadas en Asia, en la ápoca actual y hace unas décadas respectivamte (si no recuerdo mal), narraban historias de increíbles aventuras en medio de una naturaleza exótica con malos de potín, pero que a un niño como yo le parecían realmente terribles.

Ah, y recuerdo también dos juegos, el “Dagon” y “El Imperio Cobra”, que me encantaría volver a ver para recordar viejos tiempos. Si alguien los tiene, por favor, que cuelgue algunas imágenes.

Coincidieron en el tiempo con series de cromos de criaturas del espacio, y seres de terror, colecciones que ya se perdieron en el tiempo, y de las que sólo quedan algunos cromos dispersos sueltos en internet.

Ahora que está tan de moda el revival, espero que alguno de vosotros encontréis estas joyas y las compartáis con todos los que la vivimos.





Vuelo de Dragones

9 12 2007

Vuelo de Dragones

Durante años, estas palabras hicieron volar mi imaginación, elevándome por encima de las preocupaciones del mundo) de la misma forma que estos colosos imaginarios se sitúan sobre nosotros muy por encima de nuestros problemas, deseos y ambiciones.

Los dragones siempre tuvieron para mí un encanto único, mágico diría, y su sola presencia en un libro, en un cuento o en uno de mis sueños lo convertían ya de por sí en algo maravilloso, único.

Por eso, cuando descubrí esta película mis sueños se hicieron realidad en la pequeña pantalla (para más INRI la vi en uno de esos lugares de tu infancia que te marcan, Ugena, junto con mi hermano y mis primos, y alucinamos).

http://www.ayto-ugena.org/

Podéis encontrar más información de la película en esta web.

http://info.dreamers.com/i/peliculas/e/1912/p/foros/foro.html

La historia trata de la magia, y cómo esta se enfrenta en tiempos antiguos a su posible extinción por parte de la ciencia y la técnica.

Los Cuatro Hermanos Magos se enfrentan entre sí sobre la forma de preservarla, mientras los representantes buenos optan por crear a un refugio seguro y retirarse a él, para que la magia siga inspirando los sueños de los hombres, Omadom, el hemrano malvado, prefiere declarar la guerra.

Carolinus, el Mago Verde, organiza una cruzada, y recluta, siguiendo los consejos de Antigüedad (una especie de espíritu de las tradiciones y la Magia) para ello a Peter Dikinson, un hombre de ciencia del siglo XIX ó XX.

Así comienza la cruzada por arrebatar a Omadon su corona roja, por salvar la magia y los sueños, y preservar el vuelo de los dragones.

No os cuento más, pero en la película encontraréis de todo, magia, ogros gigantes, fortalezas, lóbregos, hordas de dragones, objetos mágicos y un final inteligente que no descuida su objetivo último, entretener y con una moraleja que ya quisiésemos nosotros: la ciencia y la fantasía se necesitan, y deben convivir, para inspirarse y fortalecerse.

En las voces de los “actores” destacaría al emblemático James Earl Jones, y al genial John Ritter.

Merece especial atención la banda sonora, que te introduce desde el primer segundo en la historia, transportándote a un mundo donde los dragones vuelan (como dicen en la película), libres y sin preocupaciones.

He encontrado esto para quienes nunca la hayan visto y quieran disfrutar de esta gran joya del cine de fantasía.

(intro)

(1ª parte)

(2ª parte)

(3ª parte)

(4ª parte)

(5ª parte)

(6ª parte)

(7ª parte)

(8ª parte)

(9ª parte)

(10ª parte)

(11ª parte)

Es de esas obras que uno recuerda siempre.